Blogia
vi230850

Hermafrodita

De pequeña, a veces
daba abrazos a mi madre
a modo de ensayo general por si alguna vez tuviera que abrazar a un hombre.
Pero mamá era suave y
tenía dos tetas (al menos al principio)
y no siempre funcionaba la ficción.
Mamá no apretaba muy fuerte
era pequeña y tenía el culo ancho
y la barriga de haber dado a luz
casi tres veces.
Mi mejilla contra la suya
--pareces una vaca--
pero no había barba en esa cara de nariz
aguileña y ojos
más aguileños aún.
Nunca encontré nada en sus abrazos
que me sirviera de ejemplo, de educación, de premisa.
Abrazaba a mamá muy fuerte,
como si fuese un hombre.
Como si mi madre,
alguna vez, aunque fuera un instante
hubiera podido ser
un hombre.

 

(Wild Rose en asalto)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

León -

A vuelto usted...! Y la misma y arrasadora sensibilidad, que me ha hecho temblar.

Visíteme, tengo nuevo blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres